El Festival de Cine Internacional de Gáldar celebra su sexta edición

La sexta edición del Festival Internacional de Cine de Gáldar ha rendido homenaje al 30 aniversario de “Mujeres al borde de un ataque de nervios” de Pedro Almodóvar. La directora del Festival, la actriz canaria Ruth Armas, asegura que el objetivo del certamen es promover el cine en Canarias y en un futuro convertirse en un referente a nivel nacional. Este Festival acoge tanto largometrajes como cortometrajes, además se han impartido cursos y pequeños talleres de grabación y edición para todos los públicos. Los alumnos de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Fernando Pessoa Canarias han asistido a la proyección de una película y un documental.

El jueves 18 de octubre se proyectó el largometraje “Apocalipsis Vodoo”. Una película realizada con muy pocos recursos pero con un buen resultado, a pesar de estos recortes. Su director, Vanis Ramos, junto con el guionista, Sergio Ramos, quisieron rodar una película divertida, con una edición muy casera y referencias al cine de los años ochenta, a películas como Rocky o El Padrino. Tardaron un mes en rodarla, los actores sabían que sus sueldos iban a ser bajos, pero aún así, se implicaron en esta historia de humor y acción que toca diversas temáticas: los zombies, la muerte, la música. Debido a ello puede resultar bastante caótica y difícil de entender en algunos momentos. Le falta algo de contenido y coherencia y quizás una mejor edición y montaje, ya que solo grabaron con una pequeña cámara todas las escenas. Se trata de una película dirigida a un público concreto, no a todo el mundo le puede gustar este tipo de cine, pero se nota que está hecha con mucha ilusión y esfuerzo.

“El Pintor de Calaveras”, otra de las cintas proyectadas en el Festival, es una película documental sobre el pintor canario Pepe Dámaso, que se estrenó en la pasada edición del Festival de Málaga. Es un documental muy natural, donde se proyecta la vida y la personalidad del artista, sin ningún tapujo. Comienza cuando Dámaso se encontraba ingresado en el hospital y tras su recuperación, abre al público las puertas de su casa, aunque también podemos ver al artista en plena naturaleza donde se llena de inspiración. El documental muestra imágenes preciosas de las islas de Gran Canaria y Lanzarote, donde Dámaso compartió amistad con César Manrique, muy presente en todos sus recuerdos. Uno de los momentos más emotivos de la cinta es cuando Dámaso llora sobre la tumba del desaparecido artista lanzaroteño. Es un documental brillante y totalmente diferente al resto, de esos que llegan al corazón.

Ana Morales, alumna de primero de Doble Grado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s