Raúl, un portero que ataja los problemas

Raúl Montesdeoca de 18 años, es estudiante de periodismo de la universidad Fernando Pessoa Canarias y portero del Sardina CF. Es natural de sardina, con un sueño claro desde muy pequeño: ser periodista.

En la imagen, Raúl como portero en un partido con su equipo

Redacción: Rodrigo Suárez Miguel

1. ¿Cuál es tu equipo de fútbol y cuál es tu posición , y el motivo que te llevó a elegir
tu posición en el campo?

Mi equipo es el Sardina C.F., y juego de portero. En el verano en el que estaba dispuesto apuntarme al fútbol, mis amigos estaban en el sardina, pensaba que tenía cualidades porque en la playa cuando quedaba, me ponía de portero y lo hacía bien, además mi altura ayuda.

2. ¿Cuál es tu mejor recuerdo en el fútbol?

En la categoría Infantil de segundo contra el Arucas, haciendo un muy buen partido con 20 paradas. El entrenador cambió de portero para rotar, y acabaron perdiendo.

3. Hemos hablado de tu mejor momento pero ahora, ¿cuál consideras que ha sido tu peor momento?

Jugando en una cancha de Arucas se me enganchó la rodilla y no podía estirarla, estuve un tiempo yendo al médico, hasta que me dijeron que tenía líquido en la rodilla.

4. ¿Han ganado algún título o conseguido algún ascenso?

Ganamos la liga y jugamos el ascenso a cadete preferente. Estábamos nerviosos por la importancia del partido, aunque acabamos ganando 7-1, el gol en contra fue por un penalti que cometí y acabó metiendo el contrario.

5. Imagínate que tuvieras que jugar este partido en un estadio importante, ¿cuál sería?

Mi estadio favorito es el Bernabéu, porque mi equipo es el Real Madrid y sería mi sueño jugar ahí, además porque transmite una vibra diferente.

6. Jugador favorito?

Mi jugador favorito es Jaime Vardy, del Leicester City. Me porque lo empecé a seguir desde que su equipo ganó la liga, además de que me parece un jugador carismático. También porque cuenta con un récord, que consiste en más jornadas consecutivas marcando.

7. ¿Algún otro deporte que practiques?:

De vez en cuando salgo con mis amigos a jugar al baloncesto, además soy fanático de la NBA porque me gusta ese tipo de balocesto, más que el español. También me gusta el tenis, ya que me gustaría aprender a jugar.

8. ¿Película favorita?

Mi película favorita es LA LLORONA, ya que me apasionan las películas de miedo, además de que la disfruté con mis amigos.

9. ¿Cuál consideras que ha sido tu mejor viaje?

Mi mejor viaje fue a Barcelona en 2019 con el colegio, porque hice muchos amigos y también, porque conocí lugares que hasta entonces no sabía que existían. Además, una de las mejores experiencias del viaje fue ir a esquiar ya que nunca lo había practicado.

10. ¿Algún lugar dónde te gustaría ir?

Me gustaría ir a Los Ángeles , porque he jugado a videojuegos inspirados en esta ciudad, además de que el país me causa interés por los videos que he visto.

11. ¿Alguna mascota?

Tengo una tortuga llamada Charlie, le puse ese nombre porque en el momento de tenerla, me gustaba una serie en la que el protagonista se llamaba así .También tengo una pecera con distintos tipos de peces, ya que mi abuelo era pescador.

12. ¿Dentro del periodismo, ¿dónde te gustaría trabajar?

Me gustaría estar a pie de campo, entrevistando a los jugadores y también como comentarista ya sea de fútbol, baloncesto o del mundo del motor.

13. ¿Ídolo dentro del periodismo?

Sigo mucho a Maldini, porque es una persona que se nota que le gusta su trabajo, y también porque conoce muchos datos del fútbol que no son muy habituales de saber. Además soy seguidor de su canal de youtube.

14. ¿Cuáles son tus hobbies?

Me gusta salir con mis amigos por el barrio, ya sea tomar algo por hay o ir a la playa. También me gusta jugar al fútbol en la cancha del barrio y en los fin de semanas que tengo más tiempo libre ,me gusta jugar al fútbol y F1.

15. ¿Comida favorita?

Arroz a la cubana, porque tiene una gran variedad de sabores dentro del plato, y porque me lo hace mi madre y mi abuela.

16. ¿Y tu peor comida?

La comida que menos me gusta es el lenguado con papas sancochadas, porque detesto el sabor, y eso que intento que me guste pero es imposible.

17. Cuál es tu mejor recuerdo de siempre?

Mi mejor recuerdo fue un viaje con mi familia a Tenerife, porque fue la primera vez que salía con mi familia fuera de la isla. El viaje lo disfruté, pero acabó mal ya que falleció la madre de prima justo al llegar de vuelta.

18. ¿Algunas anécdotas graciosas de clase?

En clase un amigo mío se colocó detrás de la taquilla, y se puso a llamar a la profesora sin que ella supiera que estaba allí. Otra fue en 2ESO, cuando un amigo en el cambio de hora cogió los pegamentos ,y los colgó en el techo para pegar cosas de material escolar.

19. ¿Algún miedo o incertidumbre?

Tengo vértigo y miedo a las alturas porque pienso que me voy a resbalar o alguien me va a empujar, y también miedo a entrar en lugares oscuros donde no haya entrado anteriormente.

¿Cómo es empezar el primer año de Universidad con una pandemia?

Redacción: Cristina Flores Moleón @cristinaaflores

El inicio en la universidad es siempre una etapa difícil para los estudiantes, pues conlleva un nuevo entorno, un diferente ritmo de trabajo, nervios, nuevos profesores y compañeros, etc. Pero ¿cómo es sumarle una pandemia? Lucía Trujillo Reyes, a sus 18 años es estudiante del primer año del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo de la Universidad Fernando Pessoa Canarias. Cuenta cómo es vivir la nueva etapa con el Covid-19. 

1. Cuando empezaron a salir las noticias del COVID, ¿Pensaste que afectaría tanto como lo ha hecho? 

Para nada. Cuando empezó, sabíamos de su existencia, pero no teníamos nada de preocupación. Todos en clase seguíamos igual que como habíamos estado siempre. Recuerdo incluso que los profesores del instituto nos decían que no debíamos tener miedo, que esto pasaría como una gripe y que con un ibuprofeno se curaba. Cuando entramos en el estado de alarma y se cancelaron las clases seguíamos viéndolo como unas “vacaciones”. ¿Quien nos iría a decir que pasaría todo esto? 

2. ¿Tuviste nervios al empezar la Universidad? 

Creo que todos pasamos nervios y miedos cuando se empieza la Universidad. Es un ambiente nuevo, personas nuevas y hay que adaptarse a ello. En mi caso y en el de algunos compañeros más, también nos mudábamos de piso, así que se le sumaba el aprender a vivir sin nuestros padres. Creo que empezarlo con una pandemia no facilitó nada las cosas. 

3. ¿Fue difícil relacionarte con los compañeros? 

El ambiente en los primeros días de clase era extraño, sobre todo en los descansos. No nos conocíamos, ni podíamos acercarnos. Ni siquiera sabíamos cómo eran nuestras caras e incluso teníamos a un compañero en cuarentena. Estábamos sentados en mesas individuales a más de 2 metros de distancia, así que era difícil entablar una conversación. Pero poco a poco fuimos abriéndonos, y, sobre todo, gracias a trabajos y actividades que los profesores nos ponían fue más fácil adaptarse. 

4. ¿Cómo es tu relación ahora con ellos? 

Muy buena. Los que vivimos en Guía nos vemos frecuentemente, ya que nuestros pisos están muy cerca. En cuanto a toda la clase también hemos quedado varias veces e incluso le organizamos un cumpleaños sorpresa a uno de nuestros compañeros, Alejandro. A nivel universitario, pese a que somos muy diferentes entre nosotros, nos solemos poner de acuerdo muy fácilmente. Podría decirse que somos un equipo. De hecho, un buen equipo. 

5. ¿Cómo es dar las clases en formato online? 

Nosotros hemos tenido la suerte de que, desde un primer momento, empezamos las clases de manera presencial. Conozco a muchos que hoy en día van una vez al mes a la Universidad, o aquellos que incluso ni la han pisado. Nosotros solo estuvimos un mes online, en enero y febrero que era cuando peor estaba la situación. Pero tampoco estuvo tan mal. Nos quedamos con un montón de anécdotas: hijos de profesores apareciendo por sorpresa en las cámaras, clases interrumpidas por obras, sonidos de taladros o problemas de conexión que nos permitían no dar la clase. 

6. ¿Sientes que estás perdiendo una buena etapa de tu vida? 

Por supuesto. Nosotros no tuvimos ni graduación de bachillerato, ni fiesta de fin de curso. De hecho, ni pudimos despedirnos de nuestros compañeros y profesores del instituto. Tampoco pudimos celebrar “a lo grande” los 18. Siempre se ha dicho que el verano cuando se termina el instituto es el mejor de nuestras vidas, pero apenas pudimos hacer cosas. De hecho, al atrasarse la EBAU un mes, tuvimos menos tiempo de descanso. Da mucha pena haber perdido grandes experiencias, pero lo primero es la salud. ¡Ya habrá tiempo de recuperarlo! 

7. ¿En cuanto a nivel universitario, has perdido experiencias o prácticas? 

Nos han dicho que la Fernando Pessoa siempre suele celebrar la Navidad con un sorteo, algo que este año por razones sanitarias no se pudo hacer. También nos han comentado que suelen hacer más salidas, como ir a visitar algún periódico, lo cual tampoco hemos hecho. No podemos relacionarnos con otros cursos así que hemos formado una “burbuja” entre nosotros. Afortunadamente, nos ha tocado el Covid-19 en el año más teórico, así que supongo que tampoco hemos perdido muchas prácticas. 

8. Queda un mes para que finalice el curso. ¿Con qué te quedas? 

La verdad que, dentro de lo malo, ha sido un buen año. He hecho amigos maravillosos y nuestros profesores son geniales. De momento lo tengo todo aprobado, así que por supuesto también me alegra que el esfuerzo haya tenido su recompensa. 

9. ¿Qué esperas del segundo año? 

Espero que la situación esté mucho mejor. Ojalá gran parte de la sociedad tenga ya la vacuna y podamos relajarnos un poco más. Espero que el Covid-19 no nos sigan quitando a personas. A nivel universitario, ojalá podamos realizar todas las prácticas que siempre suelen hacerse. 

10. ¿Qué recomendaciones le darías a los alumnos que lleguen el próximo curso a la Universidad? 

Que no se impacienten ni fuercen las cosas. Al principio será difícil porque a los cambios siempre hay que saber adaptarse, y con una pandemia de por medio la situación no es más fácil. Esperamos que para ese entonces ya una gran parte de la sociedad tenga la vacuna. Al menos ahora ya se conoce los efectos de la pandemia, algo que en nuestro caso desconocíamos. La suerte de la Fernando Pessoa es que son pocos alumnos en comparación con otras Universidades, por lo que si o si los alumnos conseguirán adaptarse a los profes y compañeros. 

Verona: ‘Cualquier navegante puede llamar al 112 y ser atendido al instante’

Redacción: Sarah Maradim @sarahmaradim. Estudiante Doble Grado Comunicación Audiovisual y Periodismo.

José Antonio Rodríguez Verona, coordinador de Cruz Roja en el sureste y sur de Gran Canaria ha visitado las instalaciones de la Universidad Fernando Pessoa Canarias para asistir a una entrevista realizada por el alumnado de segundo curso en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Verona ha destacado la labor de Cruz Roja durante la pandemia y tras la llegada masiva de inmigrantes a las islas: ‘Más de una vez íbamos mayor cantidad de voluntarios que inmigrantes en cayucos, por lo que debemos establecer un rango de 10 personas como máximo. Lo contrario sería poner a las personas en peligro.’

Radio Marca en la UFPC

Redacción: Gustavo Martínez Cárdenes. Estudiante Doble Grado Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Hoy los alumnos del primer año del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo han recibido la visita de dos invitados muy especiales: Teresa Marreo, encargada de Ocio y actualidad en ‘DesMARCA-T’ y Néstor Gutiérrez, encargado de Marca Actualidad y Emprendedores con Marca. Además es el narrador de los partidos de la UD Las Palmas en ámbito local. Han visitado las instalaciones de la UFPC para compartir con los alumnos sus experiencias en el mundo de la radio. 

Los invitados han comenzado recordando cómo la profesión de la radio ha ido perdiendo popularidad frente a otros medios de comunicación, tales como la televisión o las propias redes sociales a través de la figura de los influencers. No obstante, han querido animar a los alumnos a iniciarse en el mundo radiofónico, ya que como ellos mismos han asegurado, «es algo muy especial y que sin duda te llena como profesional´´ 

También han querido compartir con los alumnos una serie de claves para ayudarles a tener un mayor éxito en la realización de su trabajo. Por ejemplo, Néstor Gutiérrez, dirigiéndose a todos los amantes del deporte rey que se encontraban entre los alumnos y alumnas de la clase, les ha recomendado algunos hábitos como el cuidado de la garganta, ya que según el »retransmitir partido tras partido te deja hecho polvo». 

Por otro lado, Teresa Marrero, ha recalcado la importancia que tiene para la profesión el tener un vocabulario fluido y elaborado y otros aspectos como la confianza y seguridad a la hora de hablar. Finalmente, han puesto fin a la visita deseando a los alumnos suerte en sus estudios.

Gustavo Martínez: »Pese a mi enfermedad, considero que tengo suerte»

Redacción: Cristina Flores Moleón @cristinaaflores. Estudiante Doble Grado Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Gustavo Martínez Cárdenez, a sus 18 años es estudiante del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo de la Universidad Fernando Pessoa Canarias. Tras meses asistiendo a la universidad en una de las clases tuvo que exponer un trabajo oral y en el compartió con el resto de compañeros la enfermedad que padece, algo que rompió todos los esquemas ese día, según su clase.

  1. Gustavo, padeces una enfermedad rara, conocida como mucopolisacaridosis, ¿en qué consiste? 

La mucopolisacaridosis es una enfermedad rara en la cual al cuerpo le falta o no tiene suficiente cantidad de una enzima que es imprescindible. Existen 4 tipos: tipo 1, tipo 2, tipo 3 y tipo 4. En mi caso, padezco el segundo. 

  1. ¿Qué características tiene una persona con mucopolisacaridosis?

Tenemos rasgos faciales muy bruscos, como la cabeza grande, o dedos y brazos que no llegan a estirarse. También caminamos en punta de pie y somos muy bajitos. Dependiendo del tipo de mucopolisacaridosis que se tenga, tendrá estos síntomas más o menos potenciados. 

  1. ¿Cómo averiguaron tus padres que tenías esa enfermedad?

No es una enfermedad que se detecte en el embarazo. Tenía tres años y estábamos en la clase de educación física. Jugábamos a lanzar la pelota y mi profesora inmediatamente se percató de que yo no podía estirar los brazos. A partir de ese momento, mis padres empezaron a llevarme a médicos y a investigar qué me ocurría.

  1. ¿Cómo es tu día a día con esta enfermedad?

Considero que mi vida diaria es de lo más normal y sencilla. No me siento nada diferente con respecto al resto. Sin embargo, sé que los demás si me ven diferente. Por ejemplo, cuando camino por los pasillos de la Universidad noto como los demás estudiantes se fijan en mí, en mi espalda curva, en mi cabeza grande y en mi cojera. Es en esos momentos cuando me acuerdo de que soy diferente. Por lo demás, estoy acostumbrado a tener a diario pruebas médicas o a ponerme cada semana mi tratamiento, el polaramine, que me deja totalmente “frito”.

5.  ¿Y cómo fue tu infancia?

En algunos aspectos, dura. Fui a un primer colegio en el que mis compañeros llegaron a reírse de mí debido a mi físico. Una vez incluso llegaron a tirarme por un descampado, razón por la que mis padres decidieron cambiarme de colegio. Lo malo fue que en este segundo colegio también llegaron a burlarse de mí. 

7. Después de esa dura infancia, ¿Cómo te sientes ahora?

Yo me siento con suerte de que mi enfermedad no haya ido a más. Hay personas con mucopolisacaridosis que no pueden hacer deporte. Yo en cambio si puedo, y de hecho me encanta. Si es cierto que hay muy poca investigación sobre esta enfermedad y estaría muchísimo mejor si se estudiara más. 

8. ¿Y cómo te has sentido en la UFPC?

La verdad que muy bien, estoy contento. Es cierto que ayudó bastante que nadie se conociera cuando llegamos a la Universidad, pues eso hizo que me adaptase mejor. Debo reconocer que a veces soy un poco brusco, pero es una forma de protección. Me hicieron daño de pequeño, así que pienso que a la mínima me pueden estar haciendo algo. 

9. Imagino que te gusta la comunicación ¿Con qué campo te quedas a nivel profesional?  

Por un lado siempre me ha llamado la atención la radio y además, me gusta mucho el periodismo deportivo. Me encantaría llegar a conseguir serlo algún día. 

Javier Durán: “La información hay que pagarla”

Redacción: José Ramos, Sarah Maradim @sarahmaradim y Carolina Martín. Estudiantes Doble Grado.

Por los micrófonos del programa radiofónico La ventana de la ética ha pasado el periodista Javier Durán donde ha sido entrevistado por los alumnos del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Durán que trabaja desde 1986 en el periódico La Provincia, donde es redactor jefe además de ser el director del Club La Provincia, se mostró en todo momento a favor del periodismo serio.

Quiso hacer hincapié en que la sociedad actual asume que la información es gratis cuando el trabajo de los periodistas debe ser pagado, y hasta que ésta no sea pagada, el periodismo vivirá en crisis. Aseguró que los medios necesitan de las suscripciones de los lectores para poder sobrevivir. 

Sobre el papel del periódico impreso y su posible desaparición, dejó claro que los medios físicos como los digitales no se sustituyen, sino que son complementarios «el formato físico no va a desaparecer, sino que va a reconvertirse».

Sobre el papel que juegan las fake news se mostró partidario en la propuesta del Gobierno para frenar todos los bulos y todas las noticias que no sean veraces, recalcando la figura de los profesionales que trabajan con la información, dando noticias veraces, figuras que han funcionado en otros países como Estados Unidos o Reino Unido.

Como no podía ser de otra manera, se trató el tema de la crisis migratorio que vive Canarias en estos momentos, el día de la Violencia de Género aprovechando su visita un 25 de noviembre a la UFPC y el futuro del periodismo, entre otras cuestiones.

La entrevista está disponible para su visualización gratuita en YouTube. 

Soy famoso por decir que NO

Luis Boissier Mateo, estudiante de doble grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Que la gente sea más feliz, poder quitarle los complejos que tienen de toda su vida, son algunos de los aspectos que el Doctor en Cirugía plástica, Antonio García, por los que lucha cada día en su Clínica Centro Salud Estética ubicada en Santa Cruz de Tenerife. Pionero en montar un centro de salud de estética como éste en la isla de Tenerife y con una amplia carrera en el sector, apuesta por la felicidad mejorando la autoestima de las personas.

García, nos recibe en el salón de su casa el día que su padre y gran apoyo celebra su cumpleaños. Con una gran sonrisa y en un tono muy amable nos habla de sus comienzos…

P: A los 11 años tras ver un programa de televisión americano decides ser cirujano plástico. ¿Cómo lo tenías tan claro con esa edad?

R: Quería cambiarle la vida a la gente, me gusta que la gente sea feliz, y desde pequeño sentía que tenía que ayudar a los demás. Vi un programa de cirugía de quemados, aquellas personas me parecieron dioses, ¡me fascinó, aquello era como ir a la Luna!

P: Eres pionero en Tenerife en cirugía estética. Has sido el primero en montar una clínica. ¿Cómo fue ese arranque?

R: Estuve 7 años trabajando en urgencias mientras estudiaba para el MIR, aprobaba todos los años menos el primero con nota pero no la suficiente. Tenía dislexia y en los momentos de estrés me dificultaba la comprensión. Entonces lo que hice fue pactar con el Hospital Universitario, la decisión que considero, ha sido la mejor que he tomado en mi vida.

P: Le das tu teléfono privado a los pacientes, ¿sigue habiendo trato con ellos después de las intervenciones?

R: Absolutamente a todos mis pacientes le doy mi teléfono privado para que me llamen las 24 horas del día. El vínculo que se crea con el paciente y esa admiración perdura por siempre y es normal que en Navidad reciba mensajes de antiguos pacientes felicitándotelas. Además, estos te traen más pacientes a los que acompañan para saludarte y darte un abrazo.

P: ¿Puede contarnos cómo se trata el cáncer de mama o algún caso en concreto que fuera especial?

R: Absolutamente todos los casos de cáncer que trato me llegan al corazón, es imposible separar las emociones del trabajo con las emociones de tu vida. Todos los pacientes son un mundo. Eso sí, le tienes que explicar a las pacientes que no van a volver a su estado original, no es una varita mágica, se van a quedar cicatrices. Pero si se lo explicas y lo entienden siempre se van a quedar contentas.

P: ¿Se ha encontrado con algún caso que no operaría o todo es operable?

R: Yo soy famoso por decir que no, hay personas que tienen un deseo que no concuerda con la realidad. Hace poco me vino un paciente que quería la nariz de Ronaldo, a esos le tienes que decir que no. Hay que ser honestos y explicarles que no les puedes operar a la perfección.

P: En tu carrera hay bastante intrusismo… ¿Qué opinas?

El 70% de mi cirugía es reconstructiva secundaria, esto significa que alguien ha actuado de forma ilegal con malos resultados. Mi opinión es que es una falta de honestidad, lealtad, principios y ética. Toda la vida he estado luchando para evitar el intrusismo en todo el campo de la cirugía plástica.

“El respeto del rap se está perdiendo”

José Ramos Ronda, estudiante del doble grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo. (jose.raamos).

Durante la década de los 70, en Nueva York aparecía un nuevo género con un tono de
protesta en el cual la voz no era lo imprescindible, sino el mensaje. Surgía el rap, y con él, la música urbana. Desde entonces la cultura del underground ha conseguido avanzar a pasos agigantados. No hay una ciudad sin graffiti, un barrio sin gente que haga breakdance, o una esquina sin una batalla de gallos.

La música urbana ha abierto diversas ramas; las batallas, el rap puro (boom bap), trap, etc. Todo esto sin perder los elementos básicos del Nueva York de los 70, con el respeto como bandera. No hace falta pisar suelo estadounidense para encontrar ejemplos de este género. Con los grandes avances tecnológicos de hoy en día, cualquiera puede hacer música desde su casa. Es el caso de Yeray Santana (@yeraysantanag) A.K.A. Snoopi, un joven rapero que lleva más de 7 meses haciendo música de manera independiente junto a productores locales, acumula miles de visualizaciones en YouTube y otras tantas en Spotify con singles como “Lúcete”, “Chacho tú”, o “Esto es Trap”.

https://www.youtube.com/channel/UCSimJDDJPbChSa6xOAXuq2A/featured

P:Vive en Tamaraceite, Las Palmas, trabaja los fines de semana en un restaurante y su tiempo libre lo dedica exclusivamente a hacer su música propia. ¿Cómo empezaste en la música y que motivos te lanzaron a ello?
R: No tengo muy claro cómo empecé a hacer música. Tenía ganas de grabar mi propia
música, que la gente lo escuche y que sientan lo que siento yo cuando escucho a otros artistas. Me dije a mi mismo que por qué no y me atreví a hacerlo. Contacte con un amigo, le pregunté que cómo grababa él, me pasó el contacto de su productor, y fui a grabar. Así es como empecé con esto.
P: ¿Qué metas u objetivos te pones a ti mismo en este mundillo?
R:
Mi gran y primer objetivo es crear una canción adictiva, que te enganche algo de ella; el estribillo, las estrofas, algo. Que cuando lo escuches pienses “que temazo”. Ese es mi objetivo, las visitas no me importan mucho, evidentemente si la canción engancha, tendrá una repercusión, pero el objetivo es que cualquiera pueda escucharla y que piensen que no me conocen pero que quieren hacerlo.
P: ¿Cómo ves el futuro del género Trap y de la música urbana en general?
R:
Creo que el Trap, como tal, está en decadencia. Ya no se escucha tanto como antes. Ahora se escucha más una combinación de reggeaton, dancehall y trap con un sonido y una instrumental que realmente engancha a cualquiera. El “flow” de los artistas incluso llega a otro nivel con éste género. El trap seguirá de moda y se seguirá escuchando pero el “boom” ya se pasó. En cuanto a la música urbana como gran género, nunca pasa de moda y nunca pasará. Ha llegado un punto que tiene tanta repercusión que cualquier tema rap o trap tiene billones de visitas, y es difícil que algo así pase de moda.
P: ¿Tú quieres mantenerte en lo que estás haciendo o no te importa moverte de género?
R:
Yo hago lo que me llena, y el trap es lo que me llena a día de hoy. Es lo que me gusta, con lo que me siento más cómodo. Tengo algún que otro proyecto de reggeaton por ejemplo, o del nuevo mix de géneros que te comenté antes. Yo esto abierto a todo tipo de música. Sin embargo, yo no tengo buena voz para cantar, uso autotune o algún modulador de voz y con eso grabe, aunque hayan canciones que no lo uso, pero rapeo, no canto. No puedo hacer una canción como David Bisbal porque no canto. No podría irme a unos géneros que no controlo y con unas tonalidades a las que no llego.

P: ¿Qué metas u objetivos te pones a ti mismo en este mundillo?
R: Mi gran y primer objetivo es crear una canción adictiva, que te enganche algo de ella; el estribillo, las estrofas, algo. Que cuando lo escuches pienses “que temazo”. Ese es mi objetivo, las visitas no me importan mucho, evidentemente si la canción engancha, tendrá una repercusión, pero el objetivo es que cualquiera pueda escucharla y que piensen que no me conocen pero que quieren hacerlo.
P: ¿Cómo ves el futuro del género Trap y de la música urbana en general?
R: Creo que el Trap, como tal, está en decadencia. Ya no se escucha tanto como antes. Ahora se escucha más una combinación de reggeaton, dancehall y trap con un sonido y una instrumental que realmente engancha a cualquiera. El “flow” de los artistas incluso llega a otro nivel con éste género. El trap seguirá de moda y se seguirá escuchando pero el “boom” ya se pasó. En cuanto a la música urbana como gran género, nunca pasa de moda y nunca pasará. Ha llegado un punto que tiene tanta repercusión que cualquier tema rap o trap tiene billones de visitas, y es difícil que algo
así pase de moda.
P: ¿Cómo ves el eterno dilema del autotune? ¿Es menos música algo por llevar autotune?
R: Yo creo que cada artista del mundo va a sonar como quiere sonar. Y si un artista suena como él quiere, tiene que ser respetado, aunque no te guste el autotune. Por usar autotune no va dejar de ser música. Si te gusta escuchar algo, ¿por qué no puede ser bueno? Si algo te engancha, ¿por qué no va a ser música?. Si tu escuchas una canción de Ed Sheeran y despierta algo en ti y escuchas una de cualquier trapero y te gusta y te hace sentir bien, ¿por qué va a dejar de ser música por llevar menos autotune? Porque estoy seguro que todos los artistas, por muy melódicos que sean,
lo usan, aunque no se note.
P: ¿Quieres dedicarte profesionalmente a la música o es un hobby?
R: Si surge y se me da la oportunidad, pues evidentemente me gustaría poder vivir de la música. Es algo que vivo y me encanta. No paro de escuchar música todo el día, ahora con el pequeño estudio que me he montado no paro de hacer música. Si tengo la oportunidad, va a ser lo primero que elija. Pero si no se me da el momento, no me va a pasar nada, seguiré haciéndolo como hobby y me seguiré trabajando las cosas como lo hago ahora.
P: ¿Generas algún ingreso a día de hoy?
R: Sí, en Spotify, pero no me lo dan. La discográfica se lleva un 75% de los ingresos y es tan mínimo que no me dan nada. Creo que no son más de dos o tres euros.
P:Has tenido que poner dinero de tu bolsillo para hacer música, ¿te vale la pena a nivel de satisfacción ese dinero?
R: A nivel personal, la felicidad que me genera hacer música, todo lo que me llena lo paga con creces. Es más, estaría dispuesto a pagar más si fuese necesario. Es algo que me ha cambiado, no paro de pensar en la música. No paro de pensar ideas, escucho una canción e intento coger cosas para canciones nuevas. Yo puedo sacar un sonido bueno, sin tener ni idea de producción, porque realmente quiero que suene bien. Sale porque tú quieres. Al que no le guste la música y no le guste hacerla, que no lo haga porque no le va a salir. Y si sale, va a salir sin ganas y va a hacer siempre lo mismo porque no va a mejorar
P: ¿Cómo se hace música con un presupuesto bajo?
R: Yo me he gastado, sin contar el ordenador y los cascos que ya los tenía, 60€ en un buen micro, 50€ entre el antipop y el soporte, 40€ la gráfica, 12€ el cable y poco más. Con eso te puedes hacer un mini estudio propio, incluso con algo menos de dinero si compras por internet. Y si tienes ganas no vas a tener ningún impedimento para hacer tu propio música. A partir de ahí cojo una base de YouTube, porque no se hacer bases, igual algún día igual me pongo a crear alguna, pero de momento no sé. Pongo la instrumental y me pongo a improvisar, tarareo sobre ella o se me ocurre
una idea y la escribo. Simplemente me dejo fluir por la base.
P: ¿Crees que la música underground puede ser mejor que música con presupuesto?
R: Depende, pero yo creo que sí. Seguramente, en cuanto a calidad de sonido no. Pero lo que es llegar a la gente y trasmitir algo, que la gente sienta lo que tu haces, se puede hacer en cualquier momento y cualquier lugar, y pasa.
P: ¿Cuales son tus referencias en la música? Tanto dentro como fuera de la música urbana.
R: El primer artista que me gustó de verdad y podía decir que era mi favorito es Alejandro Fernández, que hace música ranchera mexicana. Evidentemente está fuera del género. Pero dentro de la música urbana, el que escuché e hizo que me gustara el rap es Eminem, no tenía ni 10 años cuando lo escuché por primera vez. Sé que es lo típico, pero es que es así, mi tío lo escuchaba y yo me ponía con él e intentaba bailar breakdance, aunque evidentemente no sabía lo que hacía. Más tarde, ya más entrado en el género urbano, no tengo una referencia clara. Escucho lo que me gusta,
pero no hay un artista en el que me fije especialmente.
P: ¿Qué valores transmite la cultura urbana y su música en concreto?
R: Los valores son los que cada artista quiera dar. Uno puede hablar de Jesucristo y otro de cubos de Rubik, cada uno hace lo que quiere, y su mensaje va implícito. Otra cosa es lo que creo que transmite la cultura, fuera del individuo, y es la unión. Aun así, creo que cada vez es menos y la tendencia es que vaya desapareciendo. Veo que cada vez la gente trata de estar uno por encima del otro, no ayudar a subir todos juntos, y lo veo mal. Ayudar está mal visto.
P: ¿Crees entonces que el famoso respeto del rap se está perdiendo?
R: Todo lo que implica eso se está perdiendo totalmente; el ayudar, el apoyo, escuchar al otro y mejorar juntos. No es que hayas pocas personas que apoyen, es que hay muchas más que no. No te apoyan porque quieren ser mejor que tú.
P: ¿Algún adelanto que quieras hacerme?
R: Tengo bastantes canciones en el horno. Además el mes que viene me voy a Madrid a grabar un videoclip. Todo estará pronto en mi canal pronto.

La investigación en carne y hueso

José Ramos Ronda, estudiante del Doble grado en Comunicación audiovisual y Periodismo.
(@jose.raamos)

Trabajar con pasión, levantar las alfombras del poder y contar siempre la verdad. Así resume Antonio Rubio (@ARubioCampana), el periodismo de investigación. Es la investigación en carne y hueso. Ha trabajado en medios como Tele/eXpres, El Mundo, Interviú, y El Periódico de Cataluña donde publicó reportajes tan sonados como el caso de los GAL, los Fondos Reservados, el saqueo de Marbella y el 11M. Llegó a temer por su vida y fue perseguido por la banda terrorista ETA.

Eres en la actualidad profesor y director del Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la URJC y en el Máster en Periodismo de Unidad Editorial, tal vez por eso en este II Foro de Periodismo organizado por el periódico digital Canarias Ahora te has dirigido a los alumnos de la UFPC. ¿Qué le aconsejas a los estudiantes de este Grado?

R: Leer, leer, leer, trabajar, trabajar, trabajar, constancia, constancia y constancia, estos tres aspectos son claves en este campo.

P: ¿Hasta qué punto vale la pena poner en riesgo la vida frente a la satisfacción de cerrar una buena información?
R: A mi me ha valido la pena. Todo lo que no se haga con pasión en este mundo no tiene sentido. Hay que trabajar con pasión, hay que amar con pasión, hay que sentir con pasión, es básico. Lo importante es que no solo sea un trabajo, sino que sea una pasión tuya, un divertimento, una forma de encontrarte bien, de generar y crear algo con lo que tú estás a gusto y crees que estás haciendo algo por el entorno y la sociedad en la que estás viviendo y te ha dado. A mi me han dado formación, me han dado inquietud y yo tengo que devolverla de alguna manera.

P: ¿Consideras que naciste con esta pasión o te ha surgido con el paso del tiempo?
R: No, desde que era bien joven lo he tenido muy claro. La ventaja que nosotros tuvimos (refiriéndose a la gente de su generación) es que en la época de la dictadura franquista como no podíamos escribir ni decir ni contar, pues queríamos hacerlo realmente, y considerábamos que formaba parte de la dinámica que queríamos reivindicar.

P: ¿Siempre te llamó la atención el periodismo de investigación?

R: Siempre he tenido claro, desde pequeño, que quería ser periodista. Empecé como periodista deportivo, aprovechando la oportunidad que tuve en mi época de entrenador nacional de natación y waterpolo. Comencé escribiendo sobre deporte, atletismo y natación en el diario Tele/eXprés, y después pasé a local, de ahí a sucesos y, finalmente al periodismo de investigación.
P: ¿Hasta qué punto son las fuentes importantes en una investigación periodística? ¿Tienes una agenda muy amplia?
R: Tengo personas en mi agenda de todos los tipos que necesitaría en un reportaje; policías, agentes de la ley, abogados, economistas… Todos aquellos que me pueden ayudar a entender mejor las cosas o que me sirvan de perito por si alguien me quiere vender algo que yo no tengo el conocimiento necesario para saber si es válido o no, yo tengo que buscar a ese tipo de gente. Los periodistas tenemos que saber buscar a los expertos para que la información sea lo más correcta posible. Las fuentes son lo más importante.

El estudiante de periodismo al que casi mata un equipo de fútbol

@edugilq. Estudiante del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

De árbitro de fútbol a presentador de televisión y político en potencia, la versatilidad y habilidades de Pedro Santana, superan con creces las de la media de estudiantes de su edad. Originario de Telde, en Gran Canaria y nacido 9 días antes del atentado de las Torres Gemelas, se encuentra en el comienzo de su formación universitaria en la Universidad Fernando Pessoa Canarias, donde espera cumplir su sueño de llegar a ser una eminencia de la comunicación.

A pesar de tu juventud tienes las ideas claras y estás muy seguro de ti mismo. ¿Dónde te ves de aquí a 5 años?

Pedro: Me veo trabajando después de acabar el Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo, cara al público a poder ser, como presentador de algún programa de televisión o redactor en algún periódico.

Está claro que tu pasión es comunicar, pero en el mundo de la comunicación los tiempos cambian ¿Cuál es tu objetivo, ser asalariado o autónomo con tu propia productora?

Pedro: siempre he preferido el trabajo por cuenta propia, principalmente por la seguridad laboral y económica que aporta.

¿Con qué empresa de comunicación te gustaría trabajar?

Pedro: Mediaset o Grupo Prisa, ya que son las que más captan mi atención como espectador.

¿Quién es Pedro? 

Me gusta mucho estudiar este Doble Grado y soy árbitro de fútbol de las categorías infantiles, cadetes, juveniles y regionales.

¿Tienes alguna anécdota en el terreno de juego?

Pedro: Sí, sí, una vez tuve que salir del recinto en el coche de la guardia civil, a causa del peligro que corría mi integridad física tras pitar un partido de manera poco satisfactoria para uno de los equipos y expulsar a varios de sus jugadores.

Llegaste a temer por tu vida. ¿A qué le tienes miedo en la vida?

Pedro: Miedo al fracaso en el ámbito estudiantil-laboral. Es algo a lo que generalmente se le tiene pánico y con razón, pero considero que no debe ser un condicionante para comenzar ha labrarse un camino o tratar de conseguir un objetivo.

 ¿Qué no harías ni por todo el oro del mundo?

Pedro: Algo inherente a mi persona es la honestidad, es uno de mis principales valores, por lo que la mentira es algo que nunca aplicaría, independientemente de la situación.

En el terreno sentimental. ¿Te gustaría construir una familia?

Pedro: Sí, me atrae la idea de formar una familia y llegar a ser el patriarca, de manera tradicional, pero ahora no pienso en eso, es algo que me planteo para un futuro lejano.

No te gusta mentir. ¿Te consideras legal en todos los sentidos?

Pedro: Sí, en todos. Me considero un tío legal, todo aquello que deba realizarse de manera clandestina pierde totalmente mi interés.

#periodismo, #periodista, #árbitro, #equipo, #fútbol, #violencia, #drogas, #patriarca, #canaria