¿Viva el Rey?

Hace unos días paseaba por la plaza de las ranas en la capital grancanaria cuando escuché un bullicio que me llamó la atención. Nada más girar mi cabeza, para mi asombro vi al presidente de los populares, Pablo Casado y no pude evitar recordar el último revuelo que formó no hace mucho. Y no hablo de su máster, eso es un tema bastante desfasado que nadie recuerda. Hablo del discurso que pronunció en la reciente reunión de la ejecutiva nacional del PP: “Porque cuando abrimos un hospital o un colegio, estamos diciendo viva el Rey. Cuando pagamos las pensiones o abrimos kilómetros de AVE también decimos en gran medida, viva el Rey”.

El presidente popular se esmera en convencernos de “cotidianizar” la expresión «¡Viva el Rey!» en nuestras conversaciones diarias. Lo califica como algo «muy sencillo, muy natural». ¿Realmente deberíamos hacerle caso?

Siendo objetivo, la monarquía durante estos últimos años no está siendo objeto de alabanzas, sino polémicas. La más reciente la protagoniza el Rey Emérito, supuestamente utilizó a su amante como testaferro para ocultar patrimonio y bienes en el extranjero, además de poseer cuentas en Suiza a nombre de un primo. Varios partidos en el Congreso pidieron una comisión de investigación sobre este tema. El órgano que controla la Cámara de mayoría conservadora (PP y Ciudadanos) lo rechazó.

El Rey es una forma desfasada de representación del Estado propia de la Edad Media. Una institución que cada vez convence menos a la población. Un estudio elaborado por Electomanía en colaboración con CTXT muestra que 6 de cada 10 españoles están a favor de un referéndum monarquía-república.

Yo creo que, vista la situación que rodea a la realeza, deberíamos hacerle caso a Casado, deberíamos incorporar este guiño a Su Majestad en el día a día. Cada vez que haya un desahucio, viva el Rey. Cada vez que una mujer sea asesinada por violencia machista, viva el Rey. Cada vez que veas una cola en el INEM, viva el Rey. Me da la sensación de que no vivimos la misma realidad que la clase política. Si viviera en esa utopía que describe el presidente del PP, gritaría “¡Viva el Rey!” a los cuatro vientos hasta quedarme afónico. Por suerte o desgracia, soy del reino de España.

También sospecho que quizás Pablo Casado no entiende nada, gran parte de la sociedad está cansada de envolver en elogios al jefe del estado como si fuera Katy Perry en la alfombra roja de los Grammy. Yo cambiaría un poco el discurso, diría: “Porque cuando abrimos un hospital o un colegio, estamos diciendo vivan los trabajadores, a pesar de los recortes, intentan dar servicios dignos. Cuando pagamos las pensiones o abrimos kilómetros de AVE también decimos en gran medida, viva la población que no se lleva su dinero a paraísos fiscales para evitar los impuestos que mantienen El Estado de Bienestar”.

Probablemente me esté cebando y todo sea una confusión. Tal vez quería referirse a la Universidad Rey Juan Carlos y no al Soberano. Pero claro, las irregularidades de su máster ya son cosas del pasado. Como hay nuevos casos deberíamos olvidarlo, ¿no? Vete tú a saber…

#UFPC#PeriodismoyComunicaciónAudiovisual#

Néstor Santana García. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

 

 

 

Los anuncios de Champú y sus mentiras

Los anuncios de champú logran captar nuestra atención cumpliendo con uno de los objetivos más importantes que tiene la publicidad… convencernos a creer lo que vemos. Un claro ejemplo lo tenemos con el champú. ¿Cuántas veces hemos visto un anuncio de un champú y hemos ido a la tienda inmediatamente a comprarlo? Todos hemos caído en la trampa. Cuando vemos las perfectas y voluminosas melenas de las modelos de los spots de champú, pensamos que la nuestra también puede quedar así si lo utilizamos en nuestros lavados.

Las chicas con rizos creen que con ese champú y su mascarilla nunca más se les volverá a enredar el pelo, y además podrán lucir unos rizos perfectos sin tener que ir a la peluquería. A su vez, las chicas con el pelo fino, sin brillo, ni volumen piensan que conseguirán una melena abundante y con firmeza en un solo lavado. Ambas confían en que alcanzarán la melena perfecta, ya que su nuevo jabón les reparará los daños ocasionados por el calor de la plancha y el uso abusivo de los tintes. Pero la realidad es otra.

Todos los meses se anuncia el lanzamiento al mercado de un nuevo champú, se supone que este es el perfecto para reparar todos los daños, o el que te ayudará a mantener tu cabello sano. Lo cierto es que se trata del mismo perro con distinto collar, es decir, es el mismo producto pero con un nombre diferente, otro aroma y distinto formato. Aún así la melena de la chica que aparece en el spot sigue siendo perfecta, ¿por qué ella lo consigue y nosotras no?

Para el rodaje de estos anuncios se utiliza un chroma en el que hay dos personas vestidas totalmente de verde, estas son quienes mediante un hilo manejan el cabello de la chica. Luego estos dos “duendes verdes” son eliminados de manera que el espectador tan solo ve una maravillosa melena que flota en el aire. Para crear sensación de volumen, los peluqueros colocan en la parte posterior de la cabeza bolas esponjosas, que posteriormente serán tapadas por una gran cantidad de pelo artificial. Esas extensiones se colocan sobre un módulo que queda a la altura de la cabeza de la modelo, lográndose así la famosa “melena abundante”, algo que pierde una vez se ruede de ese plano y se quita las esponjas.

Así que, por más que intentemos conseguir un pelo de anuncio nunca lo conseguiremos porque ni ellas mismas lo tienen mientras ruedan el spot publicitario. ¡Nos queda ese consuelo!

#UFPC#PeriodismoyComunicaciónAudiovisual#

Paula Morales Betancor. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

¡Recupérate pronto amigo!

Como cualquier otro jueves, algunos de mis compañeros y yo, salíamos de la universidad para dirigirnos al campo de fútbol y disfrutar de uno de nuestros partidos para celebrar el fin de nuestra jornada lectiva. Pese a que la mañana se había desarrollado entre nubes y claros, a la salida el sol se alzaba disipando cualquier cuerpo que pudiera interponerse entre su luz y nosotros. Esto corroboraba mi mágica teoría de que el día previo a nuestro descanso semanal tiene que hacer siempre un tiempo fantástico.

Sin embargo, al llegar al lugar donde disputaríamos el partido, un gran mar de nubes se cernió sobre el campo, amenazando con unas finas gotas de agua. La mayoría no le dio importancia al tan repentino fenómeno atmosférico que había oscurecido el verde, eso o no querían aparentar que les había sorprendido. Al contrario que los demás, yo me encontraba mirando al cielo gris, preguntándome cómo en cuestión de segundos esos cuerpos grises habían conquistado el azul.

Desde mi posición de portero era natural quedarse absortó con cualquier elemento que ocurriera. ¡Javi delante!, ese gritó me despertó de mi estado filosófico y me hizo levantar la cabeza para encontrarme frente a frente con mi amigo Jorge, quien tenía como único objetivo en su mirada clavar el balón en el fondo de la escuadra. Decidido, salí a su encuentro, y lo único que recuerdo es el instante fugaz en el que el pie de mi compañero resbalaba, desequilibrado por la presión del defensa, al pisar el balón y caía sobre sus cuartos traseros.

Mi compañero quedó tendido en el suelo, quejándose de la muñeca derecha, respaldado por los comentarios de ánimo, que solo había sido el golpe, que no era gran cosa. A estas alturas yo pensaba que estaba haciendo el gran papel de su vida, pues a mi parecer, si hay algo que caracteriza a los jugadores de fútbol, es su gen teatral. Pero me equivocaba, mi compañero salió del campo camino de urgencias, donde para mi sorpresa le diagnosticaron una doble fractura de radio y escafoides.

A mi amigo le esperan unas seis semanas muy duras en las que deberá valerse solo de su mano izquierda. Seis semanas tomando apuntes tecleando solo con una mano, seis semanas de exámenes que serán redactados con una caligrafía que parecerá salida de preescolar. Pese a todo esto, sé que mi compañero no es de los que se rinden fácilmente, y encontrará la forma de sobrepasar este obstáculo. Desde aquí, le mandamos una feliz recuperación y que se mantenga con esa voluntad de hierro que tanto le caracteriza. ¡Mucho ánimo amigo!

Javier Estupiñán Casimiro, Estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Para Jorge García Peña.

Experiencia única en la Radio

Un alumno de la Universidad Fernando Pessoa Canarias, concretamente un servidor, pudo visitar y narrar el partido entre la UD Las Palmas y el RCD Espanyol en radio Tamarán. La verdad es que fue mi primera presencia en un ámbito profesional pero en ninguna ocasión me sentí nervioso o incómodo. Un adjetivo que pueda describir cómo fue mi comienzo sería tenso.

Recibí consejos como no interrumpir al locutor principal, evitar hablar los dos a la vez e intervenciones cortas. Esto último estuvo muy presente en mí durante la primera mitad del partido de tal manera que, cuando intervenía, era de forma precisa, asegurando obviedades y mostrando la tensión que tenía. Tras el descanso todo cambió. Decidí soltarme y comenzar a trabajar tal y como a mi me gusta. Aportando datos, claves estratégicas y descripción de lances del encuentro consiguieron que “me fuera soltando”, hasta el punto de criticar algunas decisiones o jugadas.

Desde luego que fue una experiencia increíble y me gustaría repetirlo. Desde pequeño siempre tenía en mente narrar partidos de fútbol, ¡es un sueño cumplido!

Desde aquí quiero agradecer a Fran de radio Tamarán por la fantástica oportunidad y espero que se pueda repetir más veces y si pudiera marcarme una meta superior, sería poder retransmitir un partido desde el Estadio de Gran Canaria.

Jorge García Peña. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

¡Anímate y ven a conocernos!

Ya hace un año que viví esta experiencia, el día de las Jornadas de Puertas Abiertas de la Universidad Fernando Pessoa Canarias. Horas antes estaba nerviosa, no sabía con lo que me iba a encontrar, cómo serían las instalaciones, el plató del que me habían hablado cuando me presentaron el Grado. A las 10.00h teníamos previsto la visita. Por fin, entré en ese edificio blanco y grande. En la puerta habían muchos chicos, que al igual que yo, compartíamos la misma curiosidad, saber cómo sería la Facultad, la futura “casa” en la que pasaríamos tanto tiempo, la que sería nuestro hogar los próximos cuatro años. Una vez finalicé el tour, miré a mi padre y le dije que era el sitio ideal, ¡este es mi sitio, lo he encontrado! Llevaba seis años con la idea de marcharme a la Península para estudiar eso que tanto me gusta, Periodismo, pero la Universidad Fernando Pessoa me abrió una nueva puerta y además cerca de casa, ¡era todo un sueño!

El próximo 21 de marzo la UFPC vuelve a abrir sus puertas en la cuarta jornada de puertas abiertas. Los estudiantes de los distintos grados montarán diferentes stands en los que podrás convertirte en cámara, presentador, nutricionista, psicólogo, enfermero, odontólogo o terapeuta ocupacional por un día. ¡Anímate y ven a conocernos!

#UFPC#PeriodismoyComunicaciónAudiovisual#

Paula Morales Betancor. Estudiante de Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

‘The Shape of Water’, el sueño adulto de Guillermo del Toro

Tras llegada de los Globos de Oro primero, y las nominaciones de La Academia después, ‘The Shape of Water’ y Guillermo del Toro salían como principales protagonistas. Por lo que para un amante al cine como yo, la cita con las salas de cine para ver la película era indiscutible. A pesar de esto, iba con ciertos condicionantes. El argumento y una crítica muy dispar me hacían ir con cierto temor de encontrarme otra bazofia “Oscar” del estilo ‘Shakespeare in Love’ o en menor medida ‘Slumdog Millionaire’. Y el visionado de la película del director mexicano no hizo más que generarme más dudas. Por un lado, tenemos una fotografía magnífica, digna de Oscar (aunque Roger Deakins se lo acabase ganando), que junto a una música inspiradora y una dirección artística perfecta te hacían entrar de lleno en la obra, como si fueses uno más en el baño de Elisa y el anfibio o en el despacho del Coronel Richard. Cada plano filmado por Dan Lautsen transmite una sensación, y cada gesto de los Hawkins, Shannon, Spencer o Jenkins una emoción. Pero así todo, Guillermo del Toro te deja con una sensación agridulce. Es capaz de dirigir todas estas áreas del film, pero a la hora de elaborar el guión pierde toda esa magia y originalidad, haciendo una narrativa intrascendente, aburrida y hasta algo cansina. Durante muy breves momentos la relación de Elisa y el Dios anfibio te produce empatía, pero solo eso, porque el resto de la película no dejas de plantearte en cada escena como es capaz una persona de acostarse con un animal, que si bien demuestra una cierta inteligencia superior a las del resto de animales, no deja de demostrar en escenas como en la que le arranca la cabeza a un gato, que sigue teniendo ese instinto animal que lo separa de los humanos. Además de eso, el guión no es capaz de hacerte meter de lleno en la película. No hace de las tramas un misterio por resolver para el espectador, ni cuenta una gran historia, que no tiene porque ser necesario para escribir un buen guión, véase este mismo año con ‘Call Me By Your Name’ o ‘Three Billboards Outside Ebbing, Missouri’, pero que tampoco tiene un desarrollo que te deje absorto una vez finalizan las más de dos horas de metraje. En conclusión, película exquisita en aspectos técnicos, y muy pobre en guión. Resultado, decepcionante e insuficiente para el Oscar como mejor filme.

Jorge Déniz Ramírez. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Querido Josep Guardiola

Quiero dar mi opinión acerca del posicionamiento político del entrenador catalán. No pienso valorar acerca si es correcto lo que defiende o no, sobre el independentismo de Cataluña. Mi verdadera intención reside en dar mi punto de vista acerca del “error” que es relacionar el deporte con política.

Desde el 1-O, ha sido prácticamente mencionado durante todas las semanas por su acercamiento político hacia el independentismo. De hecho, la Federación Inglesa de Fútbol, le ha advertido, con serias amenazas de sanción, de que deje de llevar el lazo amarillo. Prácticamente se ha convertido en un signo de identidad que, partido sí y partido también, es mostrado por el entrenador del Manchester City. Además, su último vuelo familiar fue interceptado por la Guardia Civil para ser registrado por las sospechas de que se encontrara Puigdemont en él.

Y parece que no aprende, o no quiere aprender. En su última rueda de prensa, tras el primer titulo conseguido tras vencer al Arsenal por 0-3 en la final de la copa de la liga, ha recordado que llevará ese lazo amarillo por siempre y simboliza “algo que tenía que hacer”. Probablemente, será sancionado por la Federación Inglesa tal y como se mencionó anteriormente.

Es triste. Muy triste. Ver como uno de los mejores entrenadores del mundo, de la historia, el más laureado de la historia blaugrana, mancha su nombre día sí y día también por mezclar el fútbol con política. 22 títulos conseguidos con el Barcelona, Bayern y ahora City, le avalan y le sitúan en el Olimpo de los entrenadores. Pero seguirá ganándose haters por llevar a cabo un movimiento “estúpido” e ilegal.

#ufpc #periodismoycomunicacionaudiovisual #guardiola #politica

Jorge García Peña. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Jonathan Viera, de héroe a villano

El exjugador de la Unión Deportiva Las Palmas ha sido el último ejemplo de futbolista tachado de pesetero y mercenario por su marcha a una liga menor en busca de un mejor salario.

El pasado 19 de febrero, cuando se oficializó el traspaso del centrocampista Jonathan Viera, de la Unión Deportiva Las Palmas, al Beijing Guoan de la Superliga China, se abrió un nuevo capítulo en la lista de jugadores que emigran hacia ligas menores, como la china o la catarí, priorizando sus intereses económicos a los puramente deportivos.

Como no podía ser de otra manera, las redes colapsaron, con centenares de comentarios por parte de aficionados amarillos que reprochaban al de La Feria su decisión. Una vez más, ni rastro de empatía con el que fue durante mucho tiempo el mejor futbolista del equipo y que contribuyó de manera decisiva en el último ascenso de la Unión Deportiva.

Los mismos que hasta hace bien poco celebraban sus goles, asistencias y regates son los que ahora le ponen la cruz por asegurarse el bienestar económico de su familia para el resto de su vida, toda vez que en el país asiático multiplicará sus emolumentos de manera muy notoria.

Habría que comprobar qué harían ellos mismos si se encontraran con semejante oportunidad, y sabiendo que, si la aprovechan, serán criticados por miles de personas.

#PeriodismoYComunicaciónAudiovisual #UDLasPalmas #JonathanViera

Francisco Spínola, estudiante del Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual en la UFPC.

El Madrid no juega, gana

Cuando el equipo de Zinedine Zidane parecía estar en su mejor época, dos Champions y una Liga. Tras obtener varios títulos durante la pretemporada, como la Súper Copa de Europa contra el Manchester United y una semana después la Súper Copa de España contra el Barcelona, todo apuntaba a que el equipo blanco iba a hacer otra temporada magnífica. Pero, al parecer la suerte no les acompaña este año.

De los veinticuatro partidos jugados en Liga tan sólo han ganado catorce, empatando seis y perdiendo en cuatro, teniendo un total de cuarenta y ocho puntos, situándose a catorce del Barcelona en la clasificación.

Aún así a los madridistas les queda la esperanza de ganar la decimotercera Champions este año y su equipo no les defraudó el pasado miércoles. La mayoría apostaba que los de Zidane caían contra el PSG, pero nuevamente el Real Madrid demostró que a pesar de no estar haciendo una temporada brillante, es un gran equipo. Para sorpresa de muchos, consiguieron meterle tres goles al equipo francés.

Xavi Hernández, ex jugador del Barcelona, dio con la clave «El Madrid no juega, gana. Es como si hubieran resucitado a los muertos» aseguró tras el incidente del 14 de febrero en el Santiago Bernabéu. Una declaración que hizo en una entrevista con la revista francesa So Foot. El centrocampista confesó que lo que vivió aquella noche el PSG, lo sufrió él también en el Barça, “te dices a ti mismo, estamos jugando mejor que ellos… pero si no lo ganas, si no lo empujas, son ellos los que te joden”.

Ahora falta el partido decisivo, que se jugará el próximo 6 de marzo en Parc des Princes. ¿Ganará el Real Madrid y se clasificará para la final? o ¿el equipo de Unai Emery le dará una vuelta al marcador?

#ufpc#PeriodismoYComunicaciónAudiovisual

Paula Morales Betancor

Como bandoleros por Madrid

Después de un largo día de visitas por Madrid, nosotros los alumnos del doble grado de la Universidad Fernando Pessoa, cansados y hambrientos, llegamos a parar a Las Cuevas de Luis Candelas Cajigal. Uno de los lugares más típicos situados en la parte inferior de la Plaza Mayor.

La historia de este hombre que comienza en el año 1804 en el barrio de Lavapiés, muy conocido allá pero del cuál yo no tenía idea alguna, fue un bandolero profesional que aumentó su fama robando establecimientos y demás. Tras indagar un poco descubrí que era en las cuevas subterráneas donde se escondía para planear sus asaltos ya que disponía de múltiples salidas al exterior. Como era de esperar, fue ejecutado en la Plaza de la Cebada con tan solo veintiocho años.

Es Félix Colono Díaz que enamorado de las cuevas las convierte en restaurante para que no se pierda la historia. Estos restaurantes, tabernas y bares en las que se han convertido actualmente las cuevas de Luis Candelas conservan su estilo antiguo y singularidad.

Pudimos disfrutar de distintas tapas como lacón, calamares, queso, croquetas e incluso dos tortillas bien jugosas del estilo típico de Madrid. También degustamos las jarras de cerveza que ahí servían, en compañía de una Tuna que entró al restaurante para animarnos la noche. Nos sentimos como verdaderos bandoleros.

Claudia Frey Márquez. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.