Un empate con polémica

El F.C. Barcelona empató a uno con la Unión Deportiva Las Palmas en la jornada de ayer. Un empate que deja la liga más viva que nunca.

El partido comenzaba con un gran juego de los azulgranas, que no dejaron de tener ocasión tras ocasión, mientras que Las Palmas lo único que hacía era ceñirse al juego de los culés. Pasados 21 minutos de juego, fue concedida una falta para el Barcelona en la frontal del área. Una falta que se encargaría de lanzar el argentino Leo Messi. El delantero no falló y lanzó un potente disparo que se coló por la escuadra de la portería de Chichizola, dejando al estadio de Gran Canaria totalmente helado.

Tras el descanso, los dos equipos siguieron con la misma filosofía a pesar de que parecía que el conjunto amarillo empezaba a despertar. Nada más iniciarse la segunda parte, el colegiado Mateu Lahoz pitaba penalti para los insulares después de una supuesta falta de Sergi Roberto sobre Aguirregaray que ni los propios jugadores de Las Palmas reclamaron. Los amarillos consiguieron el empate a través de Calleri que no falló en su misión de convertir el penalti.

Los jugadores del Barcelona no pararon de reclamar esta acción a Lahoz, que una vez más, se convierte en protagonista de un partido por sus decisiones tan polémicas. Tras este empate, la Liga queda totalmente abierta antes del trascendental choque que los blaugranas jugarán contra el Atlético de Madrid. Un partido que podría decidir una Liga.

Florián Medina Cabrera. Estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

#ufpc#PeriodismoyComunicaciónAudiovisual#LaLiga#polémica