A ver si me muero

Tal vez parezca una tontería, pero he leído un tweet suicida y no he sentido nada al respecto. Ni preocupación, ni miedo. Matarse ha pasado de ser tabú, a trending. Mi mera reflexión de ignorante es la siguiente: ¿El suicidio es valentía o cobardía?

Me cuesta decantarme por un postulado, la verdad es que inmolarse implica, por decisión propia, acabar con tu vida. No todo el mundo tiene el coraje de clavarse un cuchillo o ahorcarse, por mucha valentía que se posea. A su vez, también implica cobardía a enfrentarse a las adversidades. Al fin y al cabo, todo depende del grado de destrucción psicológica de la persona. He leído en El Español, que en Moira (isla de Lesbos), está aumentando el número de casos de jóvenes refugiados que se suicidan o se autolesionan. Y quiero analizar esta situación, tenemos que pensar que son personas que han visto morir a familiares y amigos, han observado cómo se destruía todo lo que tenían, lo poco que les quedaba se lo han gastado en la búsqueda de un futuro mejor. Tras un viaje interminable y sufrido, los encierran en campos como el de Moira, un espacio para 3.000 personas en el que conviven el triple de ellas. Un lugar donde reina la ley del hambre y la desesperación, miradas en las que se observa la tristeza, rabia, cómo el futuro se trunca a la espera de lo que decidan unos señores blancos en una reunión. Practicando la empatía, hasta el más escéptico tiene que admitir que vivir en esa “jaula burocrática” pasa factura.

Por lo que puede entenderse que, en momentos de angustia, nuestra mente se nuble y se nos olvide emplear la lógica, si ya de por sí nos cuesta racionalizar nuestros problemas y cuestiones vitales en nuestro día a día. ¡Imagínense en esa situación!

La cobardía y valentía pueden ser valores subjetivos. Nadie puede formalizar como verdad absoluta que el suicidio sea de cobardes, ni tampoco debemos decir que sea un acto de heroicidad. Países como Malta, miembro de la Unión Europea, prohíbe totalmente el aborto. Dentro del Reino Unido, Irlanda del Norte lo prohíbe hasta en caso de violación. El gobierno ultraderechista de Polonia está intentando limitar (más si cabe), la ley de aborto restrictivo que ya poseen. Asimismo, da para pensar que en 25 de los 28 estados de la UE sea ilegal la eutanasia activa (el derecho a la muerte digna). Sin marcar posiciones sobre lo anterior, resulta paradójico que los mismos gobiernos “provida”, que dirigen la política migratoria del viejo continente, permitan por su inacción que los refugiados se suiciden. ¿Xenofobia? Sí, además de hipocresía y deshumanización. La definición de la Europa desarrollada. Occidentales, bienvenidos a vuestra realidad. WESTERNERS WELCOME!

Néstor Santana García.
Estudiante del Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual.

«Mi casa es la vuestra» en la UFPC

En unas horas comienza a emitirse uno de los programas con más audiencia en la televisión en España: «Mi casa es la vuestra» que presenta Bertín Osborne y se emite en Telecinco. Hoy, arranca desde la casa de Marbella del presentador con una entrevista a la presentadora Mariló Montero, Julio Iglesias Junior y Ágatha Ruiz de la Prada.

Los alumnos del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo de la Universidad Fernando Pessoa Canarias​ han conocido de primera mano gracias a una conexión en directo con la productora, los secretos mejor guardados de la producción y realización de este programa, anécdotas de esta nueva temporada, las labores de redacción, iluminación y sonido entre otros asuntos. Y quiénes serán los invitados estas semanas, dato que no se puede revelar, pero que podemos adelantar desde este blog que no faltará el humor de la mano del futbolista Joaquín Sánchez, y quién sabe si nos dará una clase de baile…

A pesar de la timidez de muchos alumnos, no dudaron en hacer preguntas tanto a la Jefa de Redacción, Jefe Técnico como al realizador del programa, que nos explicaron con mucha dedicación la importancia de hacer un buen trabajo en televisión y en programas como éste en el que todo los detalles están muy cuidados.

Si algo nos ha sorprendido de este equipo es su dedicación y la capacidad que tienen para dejarse la piel en cada rodaje. Seli Martínez, el realizador de«Mi casa es la vuestra» nos habló de los días de grabación «estamos cinco o seis horas en la casa sin parar de grabar, cuidamos todos los detalles, tenemos drones para grabar el exterior de la casa y los interiores. Intentamos no parar de grabar para que a la hora de montar el programa sea lo más natural posible, es uno de nuestros secretos». Martínez junto a sus compañeros es el artífice de poner la música al programa, este sevillano tiene claro lo importante que es trabajar en lo que a uno le gusta y hacerlo siempre con buen humor, como demostró en la conexión con la UFPC. De ahí que haya ganado el Premio Talento de la Academia de la Televisión «para mí la música es fundamental, y no quería que lo hiciese alguien ajeno al programa, yo soy músico y lo llevo en la sangre, de ahí que le dedique tanto tiempo a elegir la canción de cada programa».

Todos los alumnos han sentido lo mismo con esta conexión «hemos aprendido bastante acerca de la realización de un programa, la redacción  y el esfuerzo que conlleva esta profesión que hemos elegido. Estamos muy contentos de haber visto esto de cerca, y más un programa como éste. Una de las cosas que más nos ha impactado ha sido el cariño y la sencillez con la que nos han tratado. Nos hemos sentido profesionales por unas horas.  Por eso, desde aquí les queremos dar las gracias, a ellos y a nuestra docente que lo ha hecho posible».

#ufpc#periodismoycomunicacionaudiovisual #micasaeslatuya#micasaeslavuestra#televisión #cultura

Thalía Lee Moreno. Estudiante del Doble Grado de Comunicación Audiovisual y Periodismo.

Pánico frente a las cámaras

Como alumna de primero del Doble grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo en la UFPC, nunca había tenido que ponerme delante de una cámara como reportera, o un intento de ello.

Tarde o temprano tendría que pasar,  ¡ponerme frente a una cámara! Los alumnos de primero de este doble grado estamos preparando varios informativos, y en cada uno de ellos hay dos reporteros, dos presentadores,  y uno encargado del tiempo. A mí me tocó de reportera, y tengo que encargarme de los directos y los vídeos. Hasta aquí todo bien. El problema no está en el ponerme delante de una cámara, sino el saber que me están grabando. Por muy bien que me sepa quince líneas; al ver la luz roja que está encima del objetivo de la cámara me olvido del texto, me quedo en blanco y no sé qué decir… ¡Los nervios me comen! No obstante, es cierto que no soy la única a la que le pasa esto. A mis compañeros, aunque sea en menor grado, también les pasa. Todos nos ponemos algo nerviosos frente a una cámara, es imposible evitarlo ya que es nuestra primera vez.

Pero he de decir que de eso se trata, que estamos aquí para aprender, para equivocarnos y aprender también de nuestros errores. Y gracias a nuestra profesora de Fuentes Documentales por su apoyo, su ayuda y sus consejos; pero, sobre todo, ¡por su paciencia!

Carla del Pilar Torres Velázquez. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

Un triple de emoción en el Gran Canaria Arena

La semana pasada los alumnos de periodismo nos echamos a la calle con el fin de grabar noticias para el Informativo que cada grupo está preparando para la asignatura de Fuentes Documentales. El grupo al completo fuimos con nuestra docente Sima González que nos enseñó lo que es trabajar en la calle en esta profesión.

Uno de los lugares donde se nos permitió grabar y que más ilusión me hacía visitar, como buen fan y practicante de este deporte, fue el Gran Canaria Arena, donde el Herbalife Gran Canaria disputa sus partidos.

El estadio ya me había acogido anteriormente en uno de sus asientos situados en la grada. Sin embargo, esto no se puede comparar con el hecho de estar a pie de pista y pisar ese parqué en el que han rechinado las zapatillas de los mejores jugadores del mundo. Es una sensación completamente diferente, uno mira a su alrededor desde el centro de la cancha y vislumbra los más de 9.000 asientos, incapaz de hacerse una idea de lo que significa jugar en un estadio como ese.

Nublado por la magia del momento y con una ilusión semejante a la de un niño cuando le compran una pelota nueva, no pude evitar preguntarle a uno de los encargados del entrenamiento del equipo si me permitiría lanzar un tiro. Muchos de mis compañeros se quedaron atónitos cuando les propuse la idea, no me creían capaz de acercarme y formular la pregunta. Lo cierto es que, al principio, yo tampoco me creía capaz de ello, pero subestimé mis sentimientos por el baloncesto. Más se sorprendieron cuando el encargado articuló “de acuerdo, pero solo uno, que en nada tenemos una visita”.

Con manos temblorosas agarré uno de los balones del carrito y me situé en el triple para efectuar mi tiro. Es curioso, la canasta me parecía mucho más cercana de lo que aparentaba en televisión. Con los nervios a flor de piel por lo que suponía ese momento para mí, incliné las rodillas, tomé impulso, y salté a la vez que sentía como liberaba el cuero del balón de mis dedos. Toda esa magia que me había envuelto hasta ese momento se desvaneció con un frío y duro “clonk”. Había fallado mi primer tiro en el Gran Canaria Arena. Aunque… ¡la esperanza es lo último que se pierde! ¿Quién sabe? Tal vez ese no sería mi primer y último lanzamiento en ese estadio.

¡El próximo lo meteré!

#Baloncesto #Periodismo #GranCanariaArena #Triple

Javier Estupiñán Casimiro, Estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

“Creo que el periodismo refuerza mi entusiasmo por el mundo de las letras”

Javier Estupiñán, estudiante de 19 años del Doble Grado de  Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Fernando Pessoa Canarias, después de una nefasta experiencia estudiando turismo, ha decidido compaginar su sueño de ser periodista con su gran pasión, el baloncesto.

¿Qué te empujó a ingresar en periodismo en la UFPC?

En primer lugar, la UFPC se encuentra en Gran Canaria, que es mi isla, y siempre me ha encantado el mundo de las letras, y creo que en periodismo se puede crecer en ese sentido.

¿Qué te hizo abandonar turismo, la carrera que habías empezado el curso pasado en la ULPGC?

Que el ambiente, las asignaturas y los profesores no concordaban con la idea que yo tenía de la universidad, y esa desmotivación se mostraba en mi vida estudiantil y también en mi vida deportiva.

¿En qué se diferencia hasta ahora tu experiencia en Turismo de la de este curso?

La gran diferencia está en que este curso sí que estoy estudiando asignaturas que me interesan de verdad y que no sólo pueden ayudarme en el mundo laboral sino también en el personal, como expresión oral y escrita o historia del cine.

Te dedicas al baloncesto. ¿Dónde juegas? ¿Te has fijado como objetivo llegar lo más alto posible o simplemente lo practicas por gusto?

Ahora mismo juego en el BSB (Baloncesto Santa Brígida) y sí, siempre he tenido la ilusión de llegar lo más alto posible, pero de momento tengo que centrarme en la carrera y simplemente disfrutar de este deporte tan maravilloso que es el baloncesto.

Dada tu pasión por el baloncesto y en relación a lo que estudias actualmente, ¿te ves dedicándote a algo relacionado con el baloncesto en un futuro o ves tu vida laboral más enfocada a otros asuntos?

Sí, me veo relacionado con el baloncesto, ya que uno de los motivos que me empujaron a entrar en esta carrera era que iba a poder seguir ligado al mundo del deporte de alguna manera, pero a medida que avanzo no descarto otras opciones y mis gustos se están orientando hacia nuevos horizontes como la escritura.

Si hablaras con los jóvenes, ¿qué le recomendarías? 

Yo creo que si alguien está desmotivado con lo que estudia porque es su carrera predilecta pero no le gustan las asignaturas que cursa ahora mismo, le diría que normalmente el primer año es el más complicado y duro y que hay que aguantar al menos un año más, pero si, como en mi caso, se ha metido en esa carrera sin saber muy bien qué hacer, le diría que abandonara lo antes posible.

Francisco Spínola Bautista, estudiante de doble grado en periodismo y comunicación audiovisual por la UFPC.

 

«Da miedo pensar que ya me estoy preparando para mi futuro laboral»

Paula Fernández Pérez a sus 18 años teme pensar que ya está preparándose para lo que se va a dedicar durante toda la vida. Es estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Fernando Pessoa Canarias. Nos cuenta el por qué eligió el periodismo, sus gustos y su amor por la escritura.

¿Siempre has querido estudiar el doble grado?

Sí, pero el doble grado al que me inclinaba era el de periodismo y humanidades que se estudia en la Península, ya que siempre me ha gustado la filosofía. Lo que al terminar la EBAU descubrí que aquí también había un doble grado, y aunque fuera de comunicación audiovisual y no de humanidades, sentí que era un apoyo para introducirme al mundo universitario.

¿Tienes claro que esta carrera es la tuya?

Da un poco de miedo pensar que a los dieciocho años ya estoy preparándome para lo que me voy a dedicar durante toda la vida. Pero luego pienso que esto es algo que llevo teniendo claro desde que soy pequeña, me gusta. Siempre me ha encantado todo lo relacionado con el periodismo… Aunque en estos momentos lo mejor es seguir mi carrera en Tenerife.

¿Y por qué Tenerife ahora y no antes?

Siempre he sido dependiente de mis padres. En el momento de decidir la carrera estábamos en proceso de mudanza, para ellos sería algo difícil el cambio de sitio junto con no verme ahí con ellos, y por eso no vi correcto dejarles en esta nueva etapa. Sin embargo, ahora después de todo, sí que lo estoy.

Ahora mismo estás en un doble grado, en Tenerife estarás estudiando Periodismo sin humanidades ni comunicación audiovisual. ¿Estarás preparada para el cambio?

Al principio no lo estaba ya que cambiar algo que tenía tan claro desde hace tanto tiempo es algo complicado, sin embargo llegas a un punto en el que cuando una cosa no te llena lo mejor es dejarlo y seguir tu camino por otro lado. Y no hablo de la universidad, en la que estoy encantada, me gustan mucho mis compañeros y docentes.  Pero necesito independizarse de mi familia, y creo que la mejor oportunidad es seguir estudiando en Tenerife. Necesito valerme por mí misma.

Estudias Periodismo y te gusta escribir. ¿Qué escribes exactamente?

De todo, pero después de haber intentado escribir novelas, relatos y mil cosas más me he dado cuenta de que lo mejor que se me da es la poesía. Recuerdo ver a mi abuela escribiendo poesía, incluso me las solía leer. Es algo que me fascina ya que es expresar todo un sentimiento en pocas palabras, transmitirlo todo en ese pequeño trozo. Me encanta escribirlo, y espero poder compartirla no dentro de mucho en el blog de la universidad.

Bárbara Valeria Blanco Cruz. Estudiante Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.

#ufpc #periodismoycomunicacionaudiovisual #tenerife #periodismo #poesia #escritura

Adiós, Forges

El dibujante Antonio Fraguas de Pablo, ha fallecido a los 76 años en la madrugada del jueves, según fuentes, a causa de un cáncer de páncreas. Forges nació en 1942 y desde 1995 colaboraba con el diario ‘El País’.

El humorista gráfico ha colaborado en numerosos medios a lo largo de su carrera profesional. En Televisión Española, con tan sólo 14 años, empezaba su trayectoria como dibujante. Sus viñetas tenían un humor muy particular que solía ser aceptado por el público de revistas con las que posteriormente colaboraba como ‘Hermano Lobo’, ‘La Codorniz’, ‘ El Jueves o ‘El Mundo’.

Forges es conocido especialmente por sus viñetas en las páginas de Opinión de EL PAÍS. Antonio Fraguas siempre supo adaptarse a los tiempos, consiguiendo retratar los problemas y cambios de la sociedad española, tales como la desfavorable situación laboral, la oposición a la guerra de Irak, la igualdad de las mujeres…

También fue autor de varios libros, dirigió dos películas y algunas series de televisión. Los estudiantes de la Universidad Fernando Pessoa Canarias siempre lo recordaremos por dedicar su vida a poner humor a las situaciones más complicadas de nuestro país.

#ufpc#PeriodismoYComunicaciónAudiovisual

Luna Moya Silva. Estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

En directo desde el Congreso

¿Cómo se retransmite una sesión desde el Congreso de los diputados al resto del país? ¿Qué cadenas de televisión pueden estar presentes? Encontramos respuestas a estas preguntas en nuestra visita a la sede de los diputados, y las detallamos a continuación.

Hubo un detalle que, como alumnos de Periodismo y Comunicación Audiovisual que somos, nos llamó la atención al entrar en el Congreso de los diputados. No se trataba del enorme escudo español que presidía la sala, ni de los archiconocidos boquetes que en el techo había provocado Antonio Tejero, sino de las cámaras de televisión.

youtube https://www.youtube.com/watch?v=w-i7ToucJi0&w=560&h=315

Las cámaras que se encargan de captar las imágenes que luego vemos en televisión estaban distribuidas por todo el espacio de manera que no se perdiera nada. Sin embargo, lo más interesante no estaba en las propias cámaras, sino en las imágenes que  éstas captan y cómo se distribuyen a los diferentes medios de comunicación.

Muchos de nosotros ignorábamos cómo llegan las imágenes del Congreso a las cadenas de televisión. Pensábamos que los medios grababan en el hemiciclo, pero no es así. El Congreso tiene una señal propia y son ellos los encargados de compartirla con todos los medios de comunicación, de ahí la explicación que siempre veamos la misma imagen aunque cambiemos de cadena. En lo único que varía es en la redacción de los periodistas, rótulos, presentadores…

Nuestra visita al Congreso nos sirvió para darnos cuenta, una vez más, de que en los medios de comunicación no se deja nada al azar.

Francisco Spínola Bautista, estudiante del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual.

El último sprint

Con una semana de clases tachada de los calendarios, damos comienzo a este nuevo semestre en la Universidad Fernando Pessoa Canarias.

Este último periodo el cual nos separa de esa tan señalada fecha que es el verano, no podría haber comenzado con más fuerza. La gran protagonista de este enérgico comienzo no es otra que la propia universidad. Llevando a cabo diferentes eventos y actividades que sin duda ayudarán a la expansión de esta. Ejemplo de ello es la presencia de la UFPC en la feria “Estudiar en España”, que se ha desarrollado en Marruecos a manos de la embajada de España. Aparte de este traspaso de fronteras, la universidad también ha tomado parte en el carnaval de este año patrocinando a un Drag Queen, que obtuvo uno de los primeros puestos en la Gala Drag.

Finalmente solo nos queda a los alumnos tener un buen comienzo para conseguir un final de curso aún mejor. Desde el Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual solo nos queda desearles mucho ánimo a todos. Esperando que obtengan los resultados que esperan de sí mismos y que acaben el curso con esas buenas sensaciones que nos deja siempre el deber cumplido y el trabajo bien hecho, no hay mejor sensación que hacer lo que te gusta, y además hacerlo bien.

Javier Estupiñán Casimiro. Estudiante Doble Grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual.

UFPC en el Congreso

Una hora de recorrido y pudimos adentrarnos en la historia de España por un rato. Llegar al hemiciclo, fue uno de los rincones que más me marcaron del Congreso de los Diputados, donde se celebran las sesiones del Pleno. Presidido por un tapiz con el Escudo de España bajo dosel y a cada lado dos esculturas en mármol que representan a Isabel la Católica y Fernando el Católico, obras de José Panucci y Andrés Rodríguez. Si nos fijamos desde la derecha hacia la izquierda podemos apreciar dos grandes cuadros: uno de las Cortes medievales, en el momento en que la Reina Regente María de Molina presenta a su hijo el Infante Don Fernando ante las Cortes de Valladolid y el otro, la celebración de la Sesión en la que los Diputados juran su cargo en 1810.

Una vez en el hemiciclo, te preguntan cuántos disparos puedes ver en el techo…Una actividad que se ha convertido en muy usual. Y es que no todos pueden llegar a apreciar los impactos de bala que allí quedan. El golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 es parte de la historia de nuestro país, le pese a quien le pese. Después de darles muchas vueltas a aquel techo, sólo vimos 10 agujeros, algunos de mis compañeros aseguraban ver algunos más… de los 37 catalogados en un informe fechado en diciembre de 1981 por el arquitecto conservador de la Cámara Baja.

Una experiencia inolvidable para todos que nos ha servido para acercarnos al mundo laboral que nos espera.

 

Texto y Foto: Alumnos del Doble Grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la UFPC.