El código secreto de John Milton

Si fijamos nuestra mirada en uno de los libros más importantes de Milton y leemos las letras de arriba a abajo, encontramos que el poeta deletreó en El Paraíso Perdido «FFAALLAF». Repite las letras de forma intencionada, representando así la doble caída de la humanidad representada por Adán y Eva. Si nos fijamos y leemos en sentido contrario, de abajo hacia arriba, vemos «fall» al revés («LLAF»), que supondría el descenso de Satanás del cielo. Podemos hablar que estamos ante un código secreto.

John Milton, un poeta inglés nacido en Londres en el año 1608, fue una importante figura en la literatura inglesa. De pequeño estudió lenguas clásicas influenciado por su padre. Entró en la carrera eclesiástica en Cambridge, la cual abandonaría más tarde y se retiraría en casa de sus padres.
Es un escritor conocido por su férrea defensa de la libertad. Su mayor aportación en este campo se encuentra en su escrito Areopagítica, donde critica la censura existente en la imprenta y cómo el ser humano tiene que ser libre a la hora de pensar.
Para Milton, el ser humano debía expresar sus ideas y escuchar la de los demás. Así se produciría un choque con las ideas del resto y esto provocaría el desarrollo total del talento del ser humano. Esta obra con ideas tan liberales expone dos conceptos clave como el autogobierno y el libre mercado.
En 1667 escribió la epopeya que siempre había soñado, El Paraíso perdido, la más lograda poesía cristiana heroica y una de las obras cumbres de la poesía inglesa de todos los tiempos. Por ello se convirtió en un personaje de gran polémica por sus posturas políticas y religiosas. También fue defensor de la libertad, este es uno de los hilos conductores de la obra. Trata de demostrar la existencia del bien y el mal en el mundo, a través de la historia bíblica de Adán y Eva.

Ángela García y Javier Estupiñan. Estudiantes Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

La investigación en carne y hueso

José Ramos Ronda, estudiante del Doble grado en Comunicación audiovisual y Periodismo.
(@jose.raamos)

Trabajar con pasión, levantar las alfombras del poder y contar siempre la verdad. Así resume Antonio Rubio (@ARubioCampana), el periodismo de investigación. Es la investigación en carne y hueso. Ha trabajado en medios como Tele/eXpres, El Mundo, Interviú, y El Periódico de Cataluña donde publicó reportajes tan sonados como el caso de los GAL, los Fondos Reservados, el saqueo de Marbella y el 11M. Llegó a temer por su vida y fue perseguido por la banda terrorista ETA.

Eres en la actualidad profesor y director del Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la URJC y en el Máster en Periodismo de Unidad Editorial, tal vez por eso en este II Foro de Periodismo organizado por el periódico digital Canarias Ahora te has dirigido a los alumnos de la UFPC. ¿Qué le aconsejas a los estudiantes de este Grado?

R: Leer, leer, leer, trabajar, trabajar, trabajar, constancia, constancia y constancia, estos tres aspectos son claves en este campo.

P: ¿Hasta qué punto vale la pena poner en riesgo la vida frente a la satisfacción de cerrar una buena información?
R: A mi me ha valido la pena. Todo lo que no se haga con pasión en este mundo no tiene sentido. Hay que trabajar con pasión, hay que amar con pasión, hay que sentir con pasión, es básico. Lo importante es que no solo sea un trabajo, sino que sea una pasión tuya, un divertimento, una forma de encontrarte bien, de generar y crear algo con lo que tú estás a gusto y crees que estás haciendo algo por el entorno y la sociedad en la que estás viviendo y te ha dado. A mi me han dado formación, me han dado inquietud y yo tengo que devolverla de alguna manera.

P: ¿Consideras que naciste con esta pasión o te ha surgido con el paso del tiempo?
R: No, desde que era bien joven lo he tenido muy claro. La ventaja que nosotros tuvimos (refiriéndose a la gente de su generación) es que en la época de la dictadura franquista como no podíamos escribir ni decir ni contar, pues queríamos hacerlo realmente, y considerábamos que formaba parte de la dinámica que queríamos reivindicar.

P: ¿Siempre te llamó la atención el periodismo de investigación?

R: Siempre he tenido claro, desde pequeño, que quería ser periodista. Empecé como periodista deportivo, aprovechando la oportunidad que tuve en mi época de entrenador nacional de natación y waterpolo. Comencé escribiendo sobre deporte, atletismo y natación en el diario Tele/eXprés, y después pasé a local, de ahí a sucesos y, finalmente al periodismo de investigación.
P: ¿Hasta qué punto son las fuentes importantes en una investigación periodística? ¿Tienes una agenda muy amplia?
R: Tengo personas en mi agenda de todos los tipos que necesitaría en un reportaje; policías, agentes de la ley, abogados, economistas… Todos aquellos que me pueden ayudar a entender mejor las cosas o que me sirvan de perito por si alguien me quiere vender algo que yo no tengo el conocimiento necesario para saber si es válido o no, yo tengo que buscar a ese tipo de gente. Los periodistas tenemos que saber buscar a los expertos para que la información sea lo más correcta posible. Las fuentes son lo más importante.

El estudiante de periodismo al que casi mata un equipo de fútbol

@edugilq. Estudiante del Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo.

De árbitro de fútbol a presentador de televisión y político en potencia, la versatilidad y habilidades de Pedro Santana, superan con creces las de la media de estudiantes de su edad. Originario de Telde, en Gran Canaria y nacido 9 días antes del atentado de las Torres Gemelas, se encuentra en el comienzo de su formación universitaria en la Universidad Fernando Pessoa Canarias, donde espera cumplir su sueño de llegar a ser una eminencia de la comunicación.

A pesar de tu juventud tienes las ideas claras y estás muy seguro de ti mismo. ¿Dónde te ves de aquí a 5 años?

Pedro: Me veo trabajando después de acabar el Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo, cara al público a poder ser, como presentador de algún programa de televisión o redactor en algún periódico.

Está claro que tu pasión es comunicar, pero en el mundo de la comunicación los tiempos cambian ¿Cuál es tu objetivo, ser asalariado o autónomo con tu propia productora?

Pedro: siempre he preferido el trabajo por cuenta propia, principalmente por la seguridad laboral y económica que aporta.

¿Con qué empresa de comunicación te gustaría trabajar?

Pedro: Mediaset o Grupo Prisa, ya que son las que más captan mi atención como espectador.

¿Quién es Pedro? 

Me gusta mucho estudiar este Doble Grado y soy árbitro de fútbol de las categorías infantiles, cadetes, juveniles y regionales.

¿Tienes alguna anécdota en el terreno de juego?

Pedro: Sí, sí, una vez tuve que salir del recinto en el coche de la guardia civil, a causa del peligro que corría mi integridad física tras pitar un partido de manera poco satisfactoria para uno de los equipos y expulsar a varios de sus jugadores.

Llegaste a temer por tu vida. ¿A qué le tienes miedo en la vida?

Pedro: Miedo al fracaso en el ámbito estudiantil-laboral. Es algo a lo que generalmente se le tiene pánico y con razón, pero considero que no debe ser un condicionante para comenzar ha labrarse un camino o tratar de conseguir un objetivo.

 ¿Qué no harías ni por todo el oro del mundo?

Pedro: Algo inherente a mi persona es la honestidad, es uno de mis principales valores, por lo que la mentira es algo que nunca aplicaría, independientemente de la situación.

En el terreno sentimental. ¿Te gustaría construir una familia?

Pedro: Sí, me atrae la idea de formar una familia y llegar a ser el patriarca, de manera tradicional, pero ahora no pienso en eso, es algo que me planteo para un futuro lejano.

No te gusta mentir. ¿Te consideras legal en todos los sentidos?

Pedro: Sí, en todos. Me considero un tío legal, todo aquello que deba realizarse de manera clandestina pierde totalmente mi interés.

#periodismo, #periodista, #árbitro, #equipo, #fútbol, #violencia, #drogas, #patriarca, #canaria