La historia detrás de la película de Wismichu, presentada en Sitges

Ismael Prego Botana, más conocido por el nombre de su canal de Youtube, Wismichu, es un artista y personaje de éxito en la popular plataforma de vídeos. Desde marzo de este año, cuenta con más de siete millones y medio de suscriptores, lo que ha convertido su canal en el decimoquinto más seguido de toda España.

En el mes de octubre, Wismichu presentaba en el Festival de Cine Sitges “Bocadillo”, una película que llevaba varias semanas promocionando en sus redes sociales. La organización del Festival anunciaba en su web una obra de 65 minutos, pero para sorpresa de los espectadores no se trata de una película convencional, en realidad es una hora de escenas repetidas en las que apenas ocurre nada.

La cinta comienza con Prego entrando en un bar, donde pide un bocadillo vegetariano. El camarero Joaquin PA, uno de los youtubers que protagonizan la cinta, grita a la cocina la orden de un bocadillo de vegetal con atún. Cuando Prego lo corrige, el camarero lo pide de pollo. Así durante una hora. El bucle se repite durante 65 minutos con algunas variaciones: los actores se intercambian los papeles, se cambian de ropa o aparecen sin ella.

Muchos espectadores en la sala han publicado vídeos en los que se escuchan los abucheos del público y gritos para que paren la proyección o que les devuelvan el dinero. Todo cobra sentido cuando el Youtuber de 25 años descubre que está realizando un documental sobre el impacto que tiene la proyección de la película. En la puerta de la sala, se anunciaba que se grabarían las reacciones del público. La productora de la cinta, YouPlanet, ha confirmado que habrá una cinta final que recoja todo el proceso de los últimos meses de trabajo. Este era el objetivo final, se trata de un “mockumentary (falso documental), sobre cómo un youtuber quiere hacer una película y lo lleva a otro nivel”, cuenta Verne Luis del Val, de la productora. Se espera que la película documental salga a principios del 2019, según comunicó Wismichu en un vídeo publicado en su canal. Su objetivo es que la audiencia reflexione sobre el mensaje de su obra.

Adrián Haro, alumno de primero del Doble Grado.

YouTube censura pechos canarios

La plataforma de internet YouTube repone el videoclip Velvet Love, el último que sacó la banda de rock grancanaria Texxcoco. El vídeo fue censurado porque aparecen pechos al descubierto, entre los cuales el de la cantante, Adriana Moscoso. La finalidad del vídeo es reivindicar la libertad de las mujeres, desexualizarlas y naturalizar los cuerpos.

La polémica que ha creado el reponer el videoclip ha conseguido que llegue en unos días a más de 10.000 visitas. Los realizadores del videoclip, Luis Sansó y Toni Díaz, aseguran que nunca les habían retirado ningún vídeo de la plataforma. Esperaban que, pasadas dos semanas de la publicación, no lo iban a retirar; “YouTube crea más polémica censurando que no censurando”.

La cantante se dio cuenta de la retirada del vídeo cuando refrescó la página para revisar las visualizaciones. Esta no es la única vez que la cantante ha tenido que sufrir este tipo de censura. Hace dos años que lleva luchando contra ella subiendo fotos de pechos a su cuenta de Instagram, fotos a las que la aplicación siempre ha terminado eliminando. “Estoy decepcionada, que lo censuraran era una posibilidad, pero no esperaba que ocurriera en YouTube. En Facebook e Instagram la censura es más estricta. Ahora tendremos que pensar bien y ser muy inteligentes para ver cómo reaccionamos y dar una buena respuesta”.

Esto ha llevado al grupo a reflexionar sobre las políticas de las redes sociales: Facebook, Instagram y YouTube; “censuran un pezón femenino, pero no se puede publicar una foto con armas, imágenes violentas u hombres luciendo sus pezones sin que sus perfiles sean eliminados”.

Carla del Pilar Torres Velázquez. Estudiante Doble Grado en Comunicación Audiovisual y Periodismo

#UFPC #PeriodismoyComunicaciónAudiovisual #LaVozdelaUFPC #Censura #YouTube

Con más de medio millón de seguidores en Youtube, estudia Psicología en UFPC

Pablo Acosta a sus 29 años, estudia primero de Psicología en la Universidad Fernando Pessoa Canarias. Y si por algo es más que conocido, es por sus vídeos que cuelga en Youtube. Este estudiante, tiene más de medio millón de seguidores en su cuenta, en los que trata el tema de la sexualidad. Pablo Vlogs, como es conocido en las redes, es un chico sencillo que quiere encontrarse a sí mismo estudiando lo que le apasiona.

¿Cómo le ha cambiado la vida a Pablo Vlogs?

Me la ha cambiado mucho. Fue algo que empecé como un hobby y al final se acabó convirtiendo en algo que me aportaba beneficio económico. Además estaba terminando la carrera, no sabía bien qué hacer… Durante los últimos 3 años ha sido mi principal fuente de ingresos. Aunque hace meses que no subo un vídeo.

Siendo tu principal fuente de ingresos, ¿te daría miedo que eso acabe?

No porque de hecho parte de mí se ha estado alejando de ese mundo porque me di cuenta de que no me gustaba ni la persona en la que me estaba convirtiendo, ni el mundo que estaba empezando a ser siendo youtuber. No me sentía identificado con eso, así que he decidido alejarme y volver a ser yo mismo.

Aunque no te gusta el mundo en que youtube se ha convertido, ¿te imaginas dentro de 10 años en la plataforma?

Si me veo, me veo en una plataforma online, pero no creo que sea youtube, no al menos con las políticas que está teniendo ahora respecto a las unidades LGBT y al trato que se le está dando a sus usuarios más antiguos. Está dándole más prioridad a marcas y empresas privadas antes que a sus propios creadores, lo cual me parece algo bastante sucio. Si cambia la política, todo mejora y vuelve a ser un poco como era antes, a lo mejor sí.

Tienes fama de hablar de sexo en tus vídeos… ¿Cuál es el más visto?

Creo que es uno en el que entrevisto a tres actores porno. Lo cual me ha dado esa imagen, pero la verdad es que yo hablo de mucho más que de sexo. Es esa una de las razones por las que me he alejado de youtube y del mundo de la imagen pública. Estaba cansado de que se me relacionara con todo eso y no con cosas que creo que son más importantes en mi canal. Por eso también estoy tomándome mi tiempo para poder enfocar mi contenido.

Tendrás muchos fans… ¿Alguna experiencia divertida con alguno?

Mi experiencia con los seguidores ha sido muy agradable, y reconozco que ha habido alguna sorpresa. Pero, me quedo con la gente agradable y agradecida que he ayudado a aceptarse a sí mima, a salir del armario… Así que… sí que tengo mucho cariño, besos, abrazos. No me puedo quejar por esa parte.

¿Crees que el hecho de ser reconocido te ha dificultado las relaciones?

Sí y no. He tenido tres relaciones, muy tóxicas siempre, ya que tengo muy mal gusto para los chicos jajaja. Me tiendo a fijar en hombres que tienen problemas de los cuales me siento salvador y al final acabo hecho polvo. Si es verdad que la gente se ha podido acercar por interés a mí, pero creo que nunca ha sido como lo primordial, Soy bastante solitario y cuando me gusta alguien es porque realmente me gusta.

Y hablando de relaciones, ¿Qué opinas de las relaciones poliamorosas?

Me parecen genial. Yo no tendría ningún problema en tener una relación poliamorosa, pero ahora mismo estoy teniendo problemas para encontrar una relación “monoamorosa”.

Luna Moya Silva y Paula Fernández Pérez. Redacción y Fotografía. Estudiantes Doble Grado Periodismo y Comunicación Audiovisual.